Lejos de ser una salida al conflicto entre las tribus de Morena que pelean por el control del partido; el Congreso Nacional Extraordinario celebrado este fin de semana sume a la 4T en una crisis de institucionalidad. 

Hoy el Tribunal Electoral del Poder Judicial (TEPJF) dio por valida la elección de Alfonso Ramírez Cuéllar como presidente nacional de Morena, pero la disputa continúa.

-Publicidad-

Pero, ¿cuál es el trasfondo del conflicto interno en Morena? ¿Quiénes son los grupos que pelean por el control del partido gobernante?

En Contrapeso Ciudadano te contamos quiénes son los actores y las “tribus” de Morena involucradas en la pugna.

Alfonso Ramírez Cuéllar

En enero pasado el Congreso Nacional Extraordinario de Morena designó a Alfonso Ramírez Cuéllar como presidente interino del partido. El legislador federal estaría en el cargo por un máximo de cuatro meses; con la misión de convocar a una nueva elección para renovar los órganos directivos.

Claramente la designación de Ramírez Cuéllar por parte del Consejo obedece a la intención de las corrientes del partido de sacar de la dirigencia a Yeidckol Polevnsky

TE PUEDE INTERESAR. Ramírez Cuéllar dejará Cámara de Diputados para presidir Morena

El Consejo en el que se designó a Ramírez Cuéllar como interino fue convocado por la aspirante a presidir el partido, Bertha Luján. Además, versiones periodísticas –como la de Salvador García Soto– indican que con su llegada, el control queda en manos de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Yeidckol Polevnsky

Sin embargo, Polevnsky se aferra a la dirigencia de Morena. Insiste en que el nombramiento de Ramírez Cuéllar es ilegal; asegura que el INE y el Tribunal Electoral le darán la razón; y se dice confiada en permanecer al frente del partido un año más.

Yeidckol ocupa el cargo desde 2018. Cuando AMLO se separó de la dirigencia de Morena para ser candidato presidencial, Polevnsky asumió las funciones de presidenta; siendo Secretaria General.

Ahora intenta usar ese tecnicismo para quedarse en la presidencia de Morena, asegurando que no se trataría de una reelección.

Bertha Luján

Por su parte, Bertha Luján es quien se encuentra detrás del golpe a Yeidckol. Ella convocó al Consejo que colocó como interino a Ramírez Cuéllar, y busca abiertamente la presidencia de Morena.

De acuerdo con versiones periodísticas, tiene el apoyo de los gobernadores del partido.

Delgado y Ebrard

Otro aspirante a la dirigencia de Morena es el diputado federal Mario Delgado.

A Delgado lo impulsa el canciller Marcelo Ebrard, quien busca influir en la dirigencia del partido para afianzar sus aspiraciones presidenciales. 

Ebrard y Delgado caminan de la mano desde que militaban en el PRI como parte de la corriente afín a Camacho Solís. Luego, Ebrard dio cargos a Delgado en el gobierno del Distrito Federal, y ahora buscan caminar juntos rumbo a 2024.

El Monrealismo

Finalmente, tiene lugar en la pugna el grupo encabezado por el senador Ricardo Monreal.

El “monrealismo” busca la dirigencia a través de Alejandro Rojas Díaz Durán, coordinador de asesores del zacatecano.

Consciente de su debilidad dentro de los órganos directivos de Morena, Rojas Díaz Durán demanda una elección abierta a la militancia; o en su caso, una encuesta auditada por actores externos.

Monreal controla a la bancada de Morena en el Senado; y con ello prácticamente toda la Cámara alta, siendo uno de lo actores más poderosos de la 4T.