México. De manera similar a lo que intentó Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en el 2006; Dolores Padierna pretendía impedir la toma de posesión de Sandra Cuevas, quien la derrotó en las elecciones del pasado 6 de junio en la alcaldía Cuauhtémoc.

Rompen esquema a Dolores Padierna

Al ganarle la elección, Sandra Cuevas le rompió todo su esquema a Dolores Padierna; quien ya se veía como alcaldesa para los próximos tres años y como candidata a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México en el 2024.

-Publicidad-

Cuevas ganó bajo la bandera de la alianza PRI-PAN-PRD, aunque todo mundo sabe que en realidad responde a los intereses del coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal; lo que aumentó la irritación de Padierna, pues se siente víctima de una traición.

La esposa de René Bejarano tuvo que desistir de su intentona golpista debido a que, enterada de lo que pretendía, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum; le pidió que no lo hiciera, pues le provocaría problemas de ingobernabilidad en pleno corazón de la capital.

La piedrita en el zapato de Sandra Cuevas

Dolores ya no impedirá la toma de posesión de Sandra Cuevas, pero sí se convertirá en una piedrita en su zapato durante toda su administración.

Durante un mitin realizado el pasado domingo anunció la creación de un “gobierno espejo” en la alcaldía Cuauhtémoc y el impulso de un movimiento encaminado a vigilar que los postulados de la “Cuarta Transformación” se cumplan en la demarcación.

A Dolores Padierna solo le falta declararse “alcaldesa legítima” para emular completamente al líder de su partido, López Obrador, quien en el 2006 se proclamó “presidente legítimo”.

Te puede interesar:  Buscan bajar a Attolini de la contienda por la secretaría general de Morena

Solo que hay una gran diferencia: en el 2006 López Obrador perdió por apenas el .56 por ciento de la votación, mientras que el pasado seis de junio Dolores Padierna fue derrotada con una diferencia de cerca del 10 por ciento.

JC