El año 2022 concluyó, con la final del Mundial de Futbol de Catar, cuyo resultado fue el triunfo de la selección de Argentina (a finales de diciembre su inflación llegó al 92.4%, la tasa más alta en 30 años y una deuda externa de 390 mil millones de dólares, con un vencimiento de 30 mil millones en este año), frente a la selección de Francia, que a través del liderazgo del presidente Emmanuel Macron, ha impulsado el relanzamiento de la Unión Europea y ha tenido un papel estratégico en la OTAN, frente a la guerra de Vladimir Putin sobre Ucrania.

-Publicidad-

De igual forma, el cierre del 2022, tuvo el deceso de uno de los más grandes futbolistas de nuestra era, Edson Arantes do Nascimiento, mejor conocido como Pelé (23 de octubre de 1940-29 de diciembre de 2022), tras un largo padecimiento de cáncer de colón, el hombre que jugó los mundiales de Suecia de 1958, Chile 1962, Inglaterra 1966 y México 1970, dejo un importante legado de su habilidad e ingenio para confrontar a sus adversarios en la cancha de futbol, promoviendo de igual manera, una escuela que en la actualidad, es orgullo de la nación brasileña.

Asimismo, la Santa Sede anunció en las primeras horas del último día de diciembre, el fallecimiento del Papa Benedicto XVI el número 265, es decir, Joseph Aloisius Ratzinger (16 de abril de 1927-31 de diciembre de 2022), cuyo papado fue controvertido por una serie de acontecimientos. Primero, los denominados Vatileaks, a causa de la sustracción de documentos confidenciales por parte de su mayordomo, Paolo Gabriele, junto con dinero, un cheque de más de 100, 000 euros y una edición de La Eneida, de 1581.  A su vez, su misión pastoral se vio ensombrecida por la revelación del abuso de más de 500 menores por parte de sacerdotes alemanes, además de las propias acciones de pederastia que llevo a cabo Marcial Maciel Degollado, sin dejar de mencionar los negocios irregulares de Ettore Gotti Tadeschi, quien fuera el Director General del Instituto para las obras o Banco Vaticano.

Todos estos asuntos de suma graves, mas el férreo control desde el Vaticano de la aplicación del Sexto Mandamiento, desde Roma para aquellos sacerdotes que no lo cumplieran, serían aplicadas las sanciones debidas. Pero no se puede soslayar, que durante todo su pontificado, la sombra de su pasado Nazi, lo fue acompañando, no obstante, que ofreció una serie de respuestas a esta situación, para una amplia opinión pública, no era viable que el máximo líder, heredero del trono de San Pedro, tuviera como antecedentes, el haber sido parte de un gobierno, cuyo principal crimen fue el exterminio de judío, gitanos, homosexuales, presos políticos y de personas con deficiencias mentales y motrices.

El final del año 2022, nos hace reflexionar ¿hacia donde se dirige el mundo? ¿cuáles son los mecanismos, mediante los que habrá de llevarse a cabo el proceso de paz en Europa del Este? ¿la democracia se encuentra en un impasse? ¿el populismo estará ganando mayores espacios en la comunidad internacional? ¿la humanidad está preparada para afrontar cambios decisivos, para enfrentar nuevas pandemias?

Con estas breves interrogantes que la seguridad internacional tiene para este año, es importante el aporte que ofrece Euroasia Group, dirigido por Ian Bremmer, en su publicación anual de Top Risk, pues para el geopolítico y su grupo de especialistas, los principales riesgos globales son los siguientes:

1.-Rusia: aislada y humillada por la guerra, 2.-Xi Jinping: empoderado y confrontado, 3.- Armas digitales de destrucción masiva: avances tecnológicos en inteligencia artificial, 4.- Inflación: en ondas de choque y tsunamis económicos, 5.- Irán: acorralado pero sin desmoronamiento, 6.- Energía: nueva arquitectura junto con una crisis, 7.- Desarrollo global: mermado y fracturado, 8.- EEUU: disfuncional, polarizado y erosionado, 9.- Auge de la Generación Z: hacia una transición generacional y 10.- Agua: arma hídrica.

Con las anteriores consideraciones que expone Euroasia Group, es menester entender las condiciones por las cuales el gobierno de Vladimir Putin, ha buscado un cese a las hostilidades por las pascuas ortodoxas (los días 6 y 7 de enero, los ortodoxos rusos, celebran la navidad con 13 días de retraso a partir del calendario gregoriano de 1582, en el cuál, la navidad quedó datada para el 25 de diciembre, mientras que para los ortodoxos, mantienen el calendario definido en el año 46 a.C. por Julio César), demostrando un evidente desgaste, de una guerra que en febrero cumplirá un año sin lograr, derrocar al gobierno del presidente Volodímir Oleksándrovich Zelenski, ni apropiarse de toda Ucrania.

Ahora bien, el régimen de Xi Jinping ha demostrado toda la capacidad del Poder Nacional de la República Popular de China (RPCh), sin embargo, la tolerancia cero frente al COVIS-19 (que en diversas ciudades ha provocado resistencia, movilizaciones y protestas: Shanghái, Hangzhou, Wuhan, Cantón, Shenzhen, Urumqi, Chengdu y la propia Beijing), ha provocado nuevas variantes del coronavirus que han provocado alerta en diversos países de la Unión Europea como Italia que ha pedido a los visitantes chinos pruebas de no estar contagiados, o bien, que el gobierno alemán envió un lote de vacunas BioNTech/Pfizer para inmunizar a la mayoría de sus ciudadanos que viven en esa nación asiática. Y que decir, de las advertencias que ha expuesto la OTAN ante las agresiones que ha sufrido Taiwán por el acoso de Beijing.

Por otro lado, el régimen teocrático de Teherán ha cerrado sus espacios de interlocución hacia occidente, mermado por la propia acción democrática de defensa de los DDHH por parte de un sector amplio de la población, que poco a poco tendrá efectos (inesperados) y que deben de estar siempre en análisis por sus consecuencias a razón de sus apoyos a una diversidad de grupos integristas como Hezbolá y su conflictiva relación con las naciones del Golfo Pérsico e Israel.

Estos elementos, bien pueden seguir colocando en tensión el débil crecimiento macroeconómico, que de acuerdo a la Directora Gerente del FMI, Kritalina Georgieva, el 2023, un tercio de las naciones del mundo estarán en recesión, a causa de que EEUU, la Unión Europea y la RPCh, mantienen signos de desaceleramiento económico de manera simultanea, pero al mismo tiempo, solo EEUU mantiene signos de resiliencia que pueden ayudar a evitar esa situación, por tal causa es fundamental que los elementos de polarización política, sean a la brevedad controlados y se restablezca, la concordia política.

A estos análisis fundamentales, del comportamiento de la seguridad internacional, se debe de considerar sus implicaciones para la región africana, asolada por la migración, sequías, regímenes totalitarios, falta de oportunidades laborales, entre otros. Asimismo, el subcontinente latinoamericano, no debe de ser soslayado, pues el tercer mandato de Luiz Inácio Da Silva en Brasil, traerá un fortalecimiento para el Foro de Sao Paulo, robusteciendo posturas que han tomo los gobiernos de Colombia con Gustavo Petro y de Venezuela con Nicolás Maduro, sin dejar de lado su alianza tácita con el régimen totalitario de Cuba. Los regímenes de la izquierda populista, tienen un nuevo aliciente en el gobierno de Brasilia.

La paradoja en el tablero mundial, está presente, pues los influjos de la guerra, recesión económica, populismo que retoñan, totalitarismos que se niegan a morir y el cambio climático que está presente para la sobrevivencia humana; deben de ser asumidos en las estrategias de los principales adversarios en el gran tablero de la seguridad internacional.

Mientras tanto en Palacio Nacional, entre macaneo y macaneo, entre dar dadivas económicas para mantener la lealtad de los grupos mas desfavorecidos del país, como estrategia política, los golpes bajos entre las corcholatas, se mantiene la política de la polarización y la distracción, si bien las fuerzas armadas asumieron un gran éxito con la captura de Ovidio Guzmán, vinculado a cargos como conspiración por importar y distribuir metanfetaminas a los EEUU, lo cierto es que, se da a pocos días del arribo del presidente Joseph Biden para celebrar en la ciudad de México, la Cumbre de Líderes de América del Norte, las conjeturas serán diversas de las causas de porqué fue capturado hasta ahora y no antes, como también, porqué no fueron apresados otros capos de esa envergadura con anterioridad.  El mundo gira y gira y el año 2023 presenta una paradoja con múltiples tentáculos, que desde México se ven ajenos, pues lo importante en Palacio Nacional son los tamales de chipilín y macanear a los adversarios. ¡Feliz comienzo de año, Feliz día de Reyes!