Más allá de la falta de resultados en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, resulta preocupante la inoperancia de la oposición para posicionarse como alternativa, consideró el analista político Fernando Dworak.

En entrevista para Contrapeso Ciudadano, el especialista analizó el desempeño de los partidos de oposición a un año del cambio de gobierno. Además, opinó sobre las marchas convocadas en contra del presidente.

Ineptitud de la oposición

En el primer año de su administración, López Obrador enfrentó varios tipos de crisis: desde la explosión del ducto de Pemex en Tlahuelilpan; pasando por las amenazas de Estados Unidos de imponer aranceles; hasta llegar al operativo fallido contra Ovidio Guzmán en Culiacán y la masacre a la familia LeBarón en Sonora.

Al respecto, Fernando Dworak consideró que más allá del “poco ortodoxo” manejo de crisis por parte del gobierno; “lo verdaderamente preocupante es la ineptitud de la oposición”.

El PAN está perdido 

El Partido Acción Nacional es, después de Morena, la segunda fuerza política en el Congreso. Cuenta con 78 diputados y 24 senadores, además de gobernar 10 entidades. Sin embargo, no ha conseguido ganar batallas ni en el terreno legislativo ni en el ejecutivo.

Para Dworak el problema es que el PAN “se limita a reaccionar a la agenda del Ejecutivo en lugar de proponer y subir iniciativas o puntos de acuerdo”.

Como ejemplo, el analista mencionó casos como las irregularidades en la llegada de Rosario Piedra a la CNDH; o la de Ángel Carrizales en la ASEA: “¿cómo es posible que nos hayamos enterado cuando fue un acto consumado?”, criticó al señalar la pasividad de la oposición.

Asimismo, Dworak opinó que “el PAN está perdido”:

“El PAN debería buscar nuevos liderazgos, pero en lugar de ello apuesta por un mensaje conservador; y eso es un error garrafal: no se puede ser má conservador que López Obrador”, apuntó.

PRI, sin un mensaje claro

Te puede interesar:  AMLO podría crear Comisión de la Verdad para caso Nochixtlán

Otro partido que no figura como oposición es el PRI. Luego de la derrota electoral más grande de su historia, el tricolor ni siquiera atinó a defender las reformas que impulsó el sexenio anterior. 

Sobre el tema Fernando Dworak opinó que el partido apenas está reagrupándose. Además, consideró que no cuenta con un mensaje claro.

Calderón: ¿enemigo útil?

Sel activismo del expresidente Felipe Calderón –quien busca construir su propio partido–, Dworak opinó que López Obrador podría verse beneficiado por la creación de México Libre:

“Yo creo que el propio gobierno tiene un interés en posicionar a Calderón. Es decir, le serviría para para debilitar a la derecha y dividir el voto del PAN”, dijo al referirse a la confrontación entre AMLO y el exmandatario.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cómo va el partido de Felipe Calderón?

No obstante, apuntó que el partido de Calderón tiene pocas posibilidades de crecer: “Estamos hablando de un personaje que resulta atractivo para un grupo muy reducido”.

Marchan, pero no proponen

Por otro lado, la oposición al gobierno de López Obrador no sólo ha sido partidista. Organizaciones civiles ya convocaron a al menos tres marchas en su contra; y este domingo está planeada una más.

Sobre el tema, Dworak consideró que este tipo de marchas no funcionan “porque se dedican a reaccionar. Son en contra de alguien, pero no proponen algo igual de atractivo a lo que propone el Ejecutivo”, sentenció.