México.- Tras el incendio que se registró el pasado 24 de diciembre en la Merced, el Gobierno de la Ciudad dio como plazo este lunes para que la Nave Mayor fuera evacuada y, de esa forma, dar inicio con la demolición y reconstrucción de la zona afectada.

No obstante, los comerciantes no han salido de la zona siniestrada del mercado.

De acuerdo con Edgar Mendieta, uno de los locatarios, aseguró que la razón por la que los comerciantes no han desalojado el inmuebles es por que el proceso de reubicación y asignación de lugares provisiones no ha sido transparente por parte de la alcaldía Venustiano Carranza y el gobierno capitalino.

Manifestó que en las cinco carpas instaladas en las calles aledañas a la Nave Mayor solo existen 600 espacios para vender, mientras que son unos mil 200 locatarios los que deberán ser reubicados.

EJRM

Te puede interesar:  Embajada de Israel confirma antecedentes penales de los asesinados en Pedregal