México.- Uno de los personajes más icónicos del cine mexicano es, sin duda, la India María, que como su nombre lo dice, es una mujer de origen indigena que usa una vestimenta mazahua.

La actriz que creó y le dio vida a este personaje fue María Elena Velasco, quien utilizó su carisma, humor y talento para hacer de la India María alguien importante en el cine mexicano.

-Publicidad-

Pero antes de llegar a ser este aclamado personaje, Velasco Fragossi incursionó en el mundo de la actuación de una manera peculiar y que pocos saben.

En entrevista para el programa Sale el Sol, Goretti Lipkies, hija de la actriz, reveló que su madre inició su carrera como vedette, pues tuvo que convertirse en el sustento de la casa.

“Se queda aquí (en la Ciudad de México) y había que salir adelante, porque ya se había ido mi abuelito, el sostén de la casa, había que trabajar y viene esta posibilidad de entrar a trabajar bailando (como vedette)”, precisó.

Manifestó que su madre le agarró cariño a los escenarios y fue así como destacó como vedette en el teatro Blanquita.

“Ella descubrió que quería cantar y entonces había que hacerlo bien o lo mejor posible. Yo creo que en el momento que ella pisó el escenario se deslumbró. Desde luego no era ni la más bonita, ni era la mejor bailarina, ni la que mejor cantaba, pero si te puede decir que era muy disciplinada y muy dispuesta a aprender”, sostuvo.

Aquí un fragmento de la película Los endemoniados del ring, donde María Elena Velazco, de entonces 24 años, personificó a una vedette.