México-.Hay cosas que parece que solo pasan en México y es que una joven buscaba un cibercafé pero era una casa privada. Ese día salió con sus impresiones y un regalito extra que a nadie le caería mal.

TikTok le ha dado la plataforma a varios jóvenes para hacer de sus historias algo viral. Así le sucedió a Fathyma Lex, su nombre de usuaria, quien dejó a todos boquiabiertos.

-Publicidad-

La chica buscaba un lugar donde poder imprimir unos documentos para ingresar a una beca. Pero como no contaba con impresora tuvo que salir hasta encontrar un lugar donde poder obtener las impresiones.

@fathymalexLo peor es que me di cuenta hasta que quise pagar y me dijeron que no era nada porque ahí no era cyber café jajaja ##foryou ##anecdotas♬ sonido original – natari.narumi

“Caminé hacia el centro porque yo vivo en las orillas y para mi perra suerte no encontraba ninguno abierto y los que estaban abiertos que no tenían impresiones. ¿Cómo no vas a tener impresiones? Y como Dios le da sus peores batallas a sus mejores guerreros yo seguí caminando y caminando hasta encontrar un ciber. En el paso encontré uno que la verdad sí se me hizo muy peculiar porque sólo tenía dos computadoras, pero dije ‘este no es es momento de estar de juzgona’ y me metí”, comenta Fathyma.

La tiktoker entró al lugar y prendió la computadora de manera normal, enfocándose en lo que ella necesitaba. Mientras que en un costado del lugar un hombre mayor se sentaba a la mesa, aparentemente para comer.

“Ya un rato después van llegando unos niños como de la escuela porque traían el uniforme y la mochila y todo y se pusieron en la misma mesa que el señor y empezaron a sacar unos trastes, platos, vasos y así. Para esto que se me acerca un niño y me dice ‘oye muchacha, ¿Qué si no quieres un vaso de refresco?’ y pues ya traía el vaso ahí y que le digo ‘ah mira, que amable, pues sí. Muchas gracias”.

Luego de este acto, el niño regresó y esta vez le ofreció un plato de pozole, mismo que Fathyma rechazó.

Te puede interesar:  Trump prohíbe uso de TikTok en EUA; gerente de la aplicación responde

Tras terminar de «utilizar el servicio», la chica no dudó en preguntar cuánto dinero era por el uso del equipo. Pero la contestación del señor la dejó atónita: «no es nada, porque no es un ciber sino una casa».

De forma inmediata Fathyma Lex cuestionó al hombre por no haberle dicho nada al respecto y éste le aseguró que la había visto muy concentrada como para interrumpirla.

 

@fathymalexResponder a @fernandacolin70 aquí está el Story time, así tengo varias historias espero no aburrirlos jaja 🙁 ##foryou ##parati

♬ sonido original – Fathyma Lex