México.- Una de las primeras cosas oscura que encontró Maru Campos, la nueva
gobernadora de Chihuahua, al asumir el cargo, fue la existencia de todo un
ejército de “aviadores” que su antecesor, Javier Corral Jurado, tenía en la nómina.

De entrada, Maru Campos encontró que Corral tenía a 583 presuntos becarios
que ganaban cada uno de ellos alrededor de 20 mil pesos al mes sin que tuvieran
una función específica asignada.

-Publicidad-

Lo anterior es producto de una revisión preliminar del estado en que dejó la
administración pública Corral, pero aún falta por revisar varios documentos y
procesos, por lo que el número de aviadores podría ser mayor.

Lo que todo mundo se pregunta en Chihuahua es: ¿Para qué quería Corral a ese
ejército de 583 “becarios” a los que les pagaba mucho más de lo que ganan los
maestros?

Lo más probable es que se trate de una fuerza de activismo electoral que Corral
pensaba utilizar durante el reciente proceso electora y que no utilizó porque no
pudo imponer a su candidato, que era el senador Gustavo Madero.

La nueva gobernadora ya anunció que continuará la revisión del estado en que su
antecesor y aún compañero de partido dejó la administración y que en su
momento se presentarán las denuncias a que haya lugar.

Solo que para cuando alguien intente llamar a cuentas a Corral seguramente éste
ya estará muy lejos, en alguna embajada que el presidente Andrés Manuel López
Obrador le podría ceder.