México. Este martes, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó el Programa de Impulso al Sector Financiero, el cual tiene como finalidad resolver los retos de crecimiento y desigualdad a los que enfrenta el país, por lo que se propuso el desarrollo de una banca digital que permita llegar sistemas financieros a los lugares más lejanos de México, para impulsar la inclusión financiera.

En entrevista para Contrapeso Ciudadano, el doctor Raymundo Tenorio se refirió ante la pretensión de permitir a los mexicanos de entre 15 y 17 años abrir cuentas bancarias sin la necesidad de un tutor, como “una recomendación que la propia OCDE había venido haciendo desde que se gestó la Reforma Financiera de dar facultades legales a mayores de 15 años para poder abrir una cuenta bancaria evidentemente no como sujetos de crédito pero sí para empezar a manejar en sustituto del efectivo una cuenta revolvente.”

-Publicidad-

Por otra parte, el gobierno propuso impulsar el mercado de bonos corporativos, y fortalecer el régimen de inversión de afores y bonos voluntarios con la intención de aumentar los fondos disponibles y aumentar los recursos a los que se tendrán acceso los mexicanos al momento de retirarse.

A lo que el especialista señaló que tiene sus dudas, pues “evidentemente el sistema del ahorro para el retiro es dinero aportado por trabajadores y por empresas que no será usado hasta el retiro de las personas, esto ya superiores a los 60 años de edad, mientras tanto ese dinero se puede invertir en los mejores proyectos que generen los mejores rendimientos entonces desde luego que el régimen de inversiones debe aplicarse a otras obras públicas, pero cualquier obra pública que no genere rendimientos superiores a sus costos, será un mal negocio”.

Te puede interesar:  Esta es la relación de AMLO con el crimen organizado

Caso, por ejemplo, del Tren Maya contra el Aeropuerto en Texcoco que sí significaría un buena buena inversión, detalló el especialista.

Por otra parte recalcó que el aumento a los recursos de las afores el momento de su retiro, dependerá de qué tanto la Comisión Nacional del Sistema del Ahorro para el Retiro, continúa como organismo autónomo supervisando que efectivamente las empresas que reciben el dinero por la compra de esos bonos, se asegure su rendimiento, ya que es su “obligación garantizar ese rendimiento en términos reales”.

Cabe resaltar que el Programa tiene tres objetivos principales:

  • Impulsar el crecimiento y desarrollo económico del país.
  • Mejorar las condiciones de vida de los mexicanos.
  • Brindar servicios con seguridad y transparencia.

Además dentro sus compromisos el Programa de Impulso al Sector financiero pretende  incorporar 30 millones de personas a sistema financiero bancario, incrementar 50 por ciento el crédito a consumo de las familias del país, otorgar un millón 300 mil hipotecas adicionales y fortalecer a 250 Pymes que no son atendidas por la banca y alcanzar en un 0.7 por ciento el  incremento real del PIB por año, pero qué tan alcanzable son tales objetivos.

“El desarrollo económico conviene en términos de que ese dinero que se está acumulando ahí injustamente en una población jóven, pueda invertirse en proyectos que requieren un retorno de la inversión a largo plazo”, dijo Tenorio.

El especialista consideró que no es viable incorporar a 30 millones de personas al sistema financiero, o “al menos al mediano plazo (tres a cuatro años) aún no”.

Señaló que más bien esto sería un proyecto ambicioso hacia los próximos ocho o diez años.

Y en cuanto al fortalecimiento a las Pymes, mencionó que “no pueden ser financiadas si no es con garantías, es decir nadie otorga crédito sin garantías a cambio de ello.” Por lo que cualquier Pyme puede recibir financiamiento si los proyectos tienen el soporte de garantías y un proyecto que genere la recuperación del préstamo.

MR