Recién comienza su gestión como gobernadora de Campeche y ya tiene escándalos en sus hombros. Esto luego de que se da inicio al nepotismo de Layda Sansores, pues nombra vicefiscal a hijo de la titular de Seguridad Pública.

Pese a llevar poco más de dos meses en el cargo, Marcela Muñoz Martínez ya está dando de qué hablar. Esto luego de que su hijo, Arturo Bravo Muñoz, fuera nombrado vicefiscal general de la Fiscalía General del Estado (FGE).

-Publicidad-

Como era de esperarse, la noticia corrió rápidamente y el coordinador de la bancada priista, Ricardo Medina Farfán, denunció esta imposición

De acuerdo con el legislador, se trata de un nombramiento ilegal ya que el joven no cuenta con los requisitos necesarios para ocupar el cargo.

Por su parte, el fiscal general de Campeche, Renato Sales Heredia, asegura que no se trata de nepotismo, pero que sí fue recomendado por su madre.

“Trabajó en la Guardia Nacional, en Control Interno precisamente; fue agente del ministerio público. Cumple con todos los requisitos y, efectivamente, está recomendado por su madre, que es la secretaria de Seguridad. Pero eso no le impide desempeñarse en un cargo como este”, afirmó.

Trabajadores de Dos Bocas protestan por falta de pago, exigen su aguinaldo

Te puede interesar:  Layda Sansores trabaja entre cubetas y paraguas