México. Las delegaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Quintana Roo, Baja California Sur, Morelos y San Luis Potosí adquirieron ventiladores que previamente habían sido descartados por la misma instancia pero en otros estados de la República.  Esto, debido a falta o irregularidades de certificación sanitaria. 

De acuerdo con una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), las cuatro demarcaciones compraron 115 equipos para Covid-19 que antes habían sido rechazadas por otras delegaciones estatales. No obstante,  lo preocupante reside en que en todo el país persisten los mismos lineamientos técnicos.

Casos por estado 

-Publicidad-

El 8 de mayo, el IMSS en Quintana Roo obtuvo 30 ventiladores de Industria Electrónica Médica S.A de C.V. Sin embargo, tal organismo había sido desechado por el IMSS de Yucatán en ocasiones anteriores. 

La razón por la que Yucatán decidió no comprar con la empresa reside en que encontró diversas irregularidades legales y técnicas. Una de las más importantes fue la falta de certificación por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).  

Por otro lado, la delegación del IMSS en San Luis Potosí firmó un contrato por 20 equipos de la marca china Eternity  con la empresa Industrias Sandoval

No obstante, tal organización fue rechazada en días anteriores por las instancias de Veracruz y Yucatán. Esto, sobretodo porque los instrumentos carecían de registro sanitario. 

Finalmente, se encuentra el caso de Baja California y Morelos. Entidades que compraron 65 ventiladores de Ventilamex de la marca IDEM. Sin embargo, las transacciones se hicieron pese a que otros diez estados de la República han cancelado el trato por irregularidades  sanitarias. 

Te puede interesar:  IMSS funciona y seguirá funcionando: AMLO sobre renuncia de Germán Martínez

ksgm

Te puede interesar: AMLO envía ánimo a médicos del país, aplaude a los que «se portan bien»