México.-Al parecer, Manuel Bartlett, a quien se le cayó el sistema en las elecciones presidenciales de 1988, pone en práctica en la Comisión Federal de Electricidad (CFE) mucho de lo que ha aprendido a lo largo de su muy extensa carrera como servidor público en gobiernos del PRI.

El Centro de Investigación en Política Pública del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) desnudó diversas prácticas tramposas en la CFE, a cargo de Bartlett.

-Publicidad-

De acuerdo con una investigación publicada recientemente en su página web, el IMCO la CFE y sus diferentes subsidiarias realizan subsidios cruzados. Y distorsionan estados financieros para taparse unas a otras y que ninguna de ellas aparezca con registros negativos.

Mediante diversos mecanismos tramposos, las subsidiarias que presentan utilidades compensan a aquellas que tienen pérdidas. Lo que va, dice el IMCO, “en contra del espíritu de los Términos para la Estricta Separación Legal (TESL) publicados en 2016”.

De esta forma, dice, los estados financieros no reflejan la situación real de las distintas subsidiarias de la CFE. Pues ocultan las transferencias de recursos o subsidios cruzados.

Durante los dos primeros años de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, CFE Distribución y CFE Transmisión transfirieron 150 mil 820 millones de pesos  a CFE Suministrador de Servicios Básicos (CFE SSB) para “echarle la mano” y que no tuviera registros negativos.

El IMCO sostiene que este comportamiento “No solo tiene implicaciones negativas en términos de transparencia, sino que afecta los incentivos de las distintas subsidiarias que son partícipes, así como el funcionamiento y la competencia en el mercado eléctrico”.

Además, agrega, “Esto afecta, en última instancia, a los hogares y empresas mexicanas que enfrentan mayores precios de la electricidad. Debido a una menor competencia en el sector”.

JC