México. “Los Chapitos”, hijos de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán ya no sólo se dedican al control y venta de drogas y la extorsión, sino que agregaron un nuevo negocio, el huachicoleo de cerveza en Sinaloa.

De acuerdo con las investigaciones de diversos medios, este negocio comenzó sus operaciones hace más de dos años, y se dio a conocer luego de que expendios acreditados denunciaron que operadores del Cártel de Sinaloa les imponen estrictos horarios de actividad.

-Publicidad-

Detallan el argumento que daban era que los locales propiedad de los narcos se encargaban de la venta a partir de esa hora, por lo que ya se había establecido un toque de queda.

“A todos les llegaron y les dijeron que cerraran porque si no cerraban ese día, al otro día que los encontraran abiertos, eran seis tablazos por minuto que se hayan pasado”.

Los narcos vieron una oportunidad de negocio en el huachicoleo de cerveza al inicio de la pandemia por Covid-19, detectaron que la producción se vio afectada y la escasez del producto originó la proliferación de negocios dedicados a la venta ilegal tanto de bebidas como de alcohol adulterado.

Asimismo, se reveló que el grupo de crimen organizado recurre a interrogatorios a los consumidores con la finalidad de dar con otros vendedores de bebidas alcohólicas.

Cabe mencionar que tras el asesinato de dos sacerdotes jesuitas, se descubrió que asesino, Jesús Noriel Portillo Gil, ‘El Chueco’, es quien controla la venta de cerveza en sus plazas.

TE PUEDE INTERESAR: La cantante Yrma Lydya buscaba divorciarse de su esposo desde abril

JET