De acuerdo con Human Rights Whatch, la militarización de México se relaciona con los índices alarmantes de desapariciones y continuos ataques armados a periodistas, defensores de derechos humanos y masacres en el país.

Lo anterior lo mencionó HRW en un documento en el que analiza a casi 100 países del mundo en términos de violencia.

-Publicidad-

De acuerdo conel análisis sobre México, desde la declaratoria de guerra contra el crimen organizado en 2006 se ha mantenido un aumento drástrico en la violencia. Incluso en el sexenio de López Obrador, con 28 homicidios por cada 100 mil personas.

“Cerca del 90% de los delitos nunca se denuncian, una tercera parte de los delitos denunciados nunca se investigan y menos de 16% de las investigaciones se ‘resuelven’ (en justicia, por mediación o con alguna forma de resarcimiento), lo cual implica que las autoridades resolvieron poco más de 1% de todos los delitos cometidos en 2021, según el organismo oficial de estadísticas (INEGI)”, destaca el documento.

En este sentido, HRW indicó que la respuesta de los gobernantes ha sido la militarización del país, desencadenando que soldados, policías. Además de agentes del MP cometan graves violaciones a los derechos humanos de forma generalizada.

“El presidente López Obrador ha ampliado sustancialmente el presupuesto, la autonomía y las responsabilidades de las Fuerzas Armadas, y les ha asignado cientos de tareas que en el pasado fueron realizadas por autoridades civiles, como la seguridad pública, el cumplimiento de las normas aduaneras, el control de la migración irregular, la implementación de programas sociales y la administración de obras públicas.

“Los militares pueden detener legalmente a civiles, tomar el control de la escena del crimen y preservar evidencias. Cuando las fuerzas militares han realizado estas tareas en el pasado, se cometieron violaciones de derechos humanos”, advierte HRW en su informe anual