México.- La agencia de noticias Xinhua informó que un hombre de 59 años se ató petardos a la cintura y se roció con gasolina para desafiar la prohibición de reuniones públicas provocada por la epidemia del coronavirus

Por lo anterior, fiscales de China presentaron cargos penales contra el sujeto.

De acuerdo a los primeros reportes, el hombre, que reside en la ciudad de Chongqíng, tenía planeado un banquete por su cumpleaños, mismo que pretendía celebrar el pasado 28 de enero con varios invitados. Sin embargo, autoridades locales le pidieron que cancelara el plan.

Una vez que no logró convencer a las autoridades de realizar su fiesta, ató petardos a su cintura y se vertió gasolina en el pecho.

Cabe señalar que las autoridades prohibieron grandes reuniones mientras intentan contener la epidemia de coronavirus en el país.

EJRM

Te puede interesar:  Llegan a México los memes del coronavirus