México.- Un grupo de vendedores ambulantes que se suelen instalar a las afueras del Hospital de Gineco Obstetricia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se enfrentaron contra un comerciante que intentó colocar un puesto de tacos guisados.

Durante el conato de bronca, en el hubo agresiones verbales y empujones, el comerciante decidió sacar una pistola y amenazar a los vendedores ambulantes. 

Al lugar arribaron elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), quienes aprehendieron a los vendedores ambulantes, con la finalidad de aclarar la situación.

No obstante, el comerciante que amenazó con una pistola a los otros había emprendido la huida, dejando su puesto derribado.

EJRM

Te puede interesar:  Se incendian casas de campaña en Multifamiliar Tlalpan