México.- La ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Yasmín Esquivel Mossa, señaló que los hijos de las víctimas de feminicidio han quedado invisibilizados de las políticas públicas, debido a que no se les ha brindado alguna atención.

Ante esto, enfatizó que las políticas públicas de prevención deben abatir la discriminación y la violencia que padecen las mujeres en los espacios públicos. 

Asimismo, destacó que 14 de los 25 países que cuentan con los más altos índices de feminicidio se encuentran en el continente americano, en donde México se encuentra en los primeros lugares.

“Según el Secretariado Nacional de Seguridad Pública, en los últimos cinco años las cifras por ese delito van en constante aumento, lo mismo que el de las lesiones dolosas y el secuestro, donde las víctimas son mujeres.

“Si las cifras oficiales resultan alarmantes, el panorama empeora si consideramos que la mayoría de los delitos contra las mujeres no se denuncia, por lo que no entran en las estadísticas”, mencionó Esquivel Mossa.

Por último, destacó que lo preocupante es que más de 60 por ciento de las mujeres mayores de 15 años en el país han sufrido, por lo menos, un incidente de violencia a lo largo de su vida.

EJRM