El presidente Andrés Manuel López Obrador tiene como uno de sus principales operadores políticos a su hijo, Andrés Manuel López Beltrán, quien de manera soterrada ha ido extendiendo sus tentáculos en varias áreas del espectro político.

Es conocido por todos que el hijo favorito de López Obrador tiene a varios de sus cuates en el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), que tiene a su cargo la construcción del Tren Maya.

-Publicidad-

Pero además de eso, Andy logró colar dos piezas suyas en el gabinete de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum. Se trata de la secretaria de Turismo, Paola Félix Díaz, y del secretario del Trabajo, José Luis Rodríguez.

López Beltrán fue también el operador de los cambios realizados recientemente en la Cofepris, los cuales le quitaron a Hugo López-Gatell todo el poder que tenía sobre el organismo.

Como titular de la Comisión de Operación Sanitaria, la más importante de la Cofepris, fue nombrada Bertha Alcalde, hermana de la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde.

Y la Comisión de Autorización Sanitaria quedó a cargo de Natán Enríquez Ríos, un personaje originario de Chiapas, muy cercano al hijo del presidente.

El relevo de los titulares de estas dos áreas estratégicas de la Cofepris estuvo acompañada de la toma de las instalaciones del organismo por la Secretaría de Marina, lo que habla de la importancia de esta operación.

El hijo de López Obrador operó varias candidaturas a cargos de elección popular desde el 2018 y se hizo cargo de Morena cuando su padre sufrió un infarto en el 2014.

Con todo el activismo que ha mostrado recientemente, no cabe duda de quién será el principal heredero de la franquicia política de color guinda.

JC