México.- El socialismo no es hereditario, o al menos eso demuestra la hija del difunto, Hugo Chávez, María Gabriela Chávez, quien se ha visto envuelta en los últimos días en una serie de escándalos que bien podrían ser parte de cualquier persona capitalista. Ya que se han publicado pruebas de una cuantiosa herencia que le dejó el expresidente de Venezuela.

La cuantiosa fortuna supera incluso el basto capital del empresario venezolano Gustavo Cisneros, quien posee un capital de 3.6 millones de dólares, según detalla la revista Forbes.

En este contexto, algunos investigadores, la hija de Chávez ha trasladado su fortuna a cuentas de Andorra y Estados Unidos, fortuna que según ella ha logrado conseguir por puras venta de avón.

MDJA

Te puede interesar:  Brasil, Colombia, Ecuador y Costa Rica reconocen a Guaidó