“Hay niños bajo los escombros. Qué atrocidad ¿Por cuánto tiempo el mundo va  a ser cómplice ignorando el terror”: Fueron las palabras del presidente de Ucrania, Volodímir Zelensky, luego de que Rusia bombardeó un hospital materno infantil en Mariúpol.

La autenticidad de las imágenes las confirmaron medios independientes al gobierno ucraniano. Se puede observar la fachada y el interior del nosocomio en ruinas.

-Publicidad-

Según el gobernador de la región, Pavlo Kirilenko, 17 civiles han resultado heridos en el ataque. Mismo que se produjo durante el alto el fuego pactado para evacuar ciudadanos.