En lo que va del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien el próximo 1 de diciembre cumple dos años desde que tomó posesión como jefe de Estado, han asesinado a un total de 17 periodistas.

Periodistas asesinados en la 4T

  1. Alejandro Márquez Jiménez – 2 de diciembre de 2018
  2. Diego García Corona – 6 de diciembre de 2018
  3. Rafael Murúa Manríquez – 22 de enero de 2019
  4. Samir Flores Sobreranes – 21 Febrero 2019
  5. Santiago Barroso – 17 de marzo de 2019
  6. Telésforo Santiago Enríquez – 2 de mayo de 2019
  7. Francisco Romero Díaz – 16 de mayo
  8. Norma Sarabia – 11 de junio
  9. Rogelio Barragán – 30 de julio de 2019
  10. Edgar Alberto Nava López – 2 de agosto de 2019 
  11. Jorge Celestino Ruiz Durante – 3 de agosto de 2019
  12. Nevith Condés Jaramillo – 25 de agosto de 2019
  13. Erick Castillo Sánchez – 12 de septiembre de 2019
  14. María Elena Ferral Martínez – 30 de marzo del 2020
  15. Víctor Fernando Álvarez Chávez – 8 de abril del 2020
  16. Pablo Morrugares -2 de agosto de 2020
  17. Julio Valdivia – 9 de agosto de 2020

A pesar de ello, la Cámara de Diputados, donde es mayoría Morena, aprobó este jueves la eliminación de 109 fondos y fideicomisos, en el que figuraba el Fideicomiso del Fondo para la Protección de las Personas Defensoras de Derecho Humanos y Periodistas.

-Publicidad-

Este fondo, adscrito a la Secretaría de Gobernación (Segob), era un instrumento de política pública que, ante el clima de violencia que se vive en el país, fue reconocido por organismos internacionales como una institución necesaria para garantizar la libertad de expresión y el derecho a defender derechos humanos en México.

Protegía a 1304 personas, 418 periodistas (111 mujeres y 307 hombres) y 886 defensoras de derechos humanos (471 mujeres y 415 hombres). Sin embargo, la protección parece que ha terminado con la extinción de los fondos y fideicomisos.

Respuesta por la extinción de fideicomisos para protección a periodistas

Al respecto, la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos (FMOPDH), Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ONU-DH) e, incluso, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) lamentaron que se haya tomado esta decisión.

Mediante un comunicado, los organismos precisaron que “quienes defienden los derechos humanos y ejercen la libertad de expresión en México enfrentan una situación de riesgo marcada por la violencia y las amenazas”.

Explicaron que, de acuerdo con el Observatorio de Asesinatos de Periodistas de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), México es el segundo país del mundo con un mayor número de periodistas asesinados, solo detrás de Irak.

Te puede interesar:  Avanza Ley de Amnistía en Cámara de Diputados