México.  En medio de la pandemia de Covid-19, un par de familias de la alcaldía Coyoacán unieron esfuerzos para promover la autosustentabilidad. De dicha forma, continuaron con la generación de un huerto y un invernadero dirigido a la producción alimentaria de los vecinos de la zona. 

Así fue como de la preocupación y la empatía por los espacios comunes, surgió Grana Vita, un colectivo independiente encabezado por el ingeniero agrónomo César Chávez. El proyecto tiene como principal objetivo fomentar una cultura de sustentabilidad y protección al medio ambiente en la colonia CTM Culhuacán sección V. Pero…

¿Cómo surgió la idea?

-Publicidad-

La semilla de inspiración para Grana Vita fue el señor Vicente Pérez Paredes, quien desde hace años se dedicó a cuidar los espacios comunes del andador Tlacopan.  No obstante, con el paso del tiempo, nació la preocupación de generar beneficios en favor de las familias del sitio, y por supuesto, del medio ambiente. 

Hace aproximadamente seis años comenzó el trayecto para César, el impulsor de la obra. En compañía de Paola Lilí García Alanís, Maestra en Relaciones Internacionales y de los miembros de la comunidad, Arizbeth Bautista Chávez y Juan José Pérez Montiel, se regó y acrecentó la idea. 

Actualmente, el proyecto consiste en un huerto  donde se siembran vegetales como  papa, cebolla, pepino y jitomate. Sin embargo, esto sólo es el inicio, y se espera la terminación de un invernadero y un baño seco. 

Cabe señalar que para su crecimiento,  los emprendedores cuentan con el apoyo de la Secretaría de Cultura y el programa Colectivos Culturales.

«Estamos pensando en grande, para nada pesimistas. Aparte de que somos amigos, somos familia, Vas a escuchar muy pronto de nosotros», dijo el señor Juan a Contrapeso Ciudadano. 

¿Cuál es el siguiente paso?

Los integrantes de Grana Vita buscan que el colectivo se convierta en una asociación civil. De acuerdo con García Alanís, la finalidad de constituirse reside en llevar el proyecto a otras áreas de la colonia. 

La internacionalista manifestó que como asociación tendrán derechos frente al Estado y por ende, podrán acceder a programas institucionales. Esto, siempre con la vista puesta en ayudar a otras personas. 

«Es también construcción de ciudadanía, una ciudadanía responsable y activa donde te haces partícipe del bien de tu comunidad», afirmó Lili García. 

Junto con Alanís, Arizbeth Bautista Chávez explicó a Contrapeso Ciudadano, que en CTM Culhuacán existen varios vecinos en condición vulnerable al virus SARS-CoV-2. Por ello, advirtió que es importante promover la autoproducción de alimentos. 

¿Cómo les afectó la pandemia?

Bautista Chávez comentó que la actual emergencia sanitaria pone en evidencia la necesidad de los seres humanos por se autosustentables. Explicó que un huerto en casa puede ser la solución frente al cierre de establecimientos. 

Por su parte, el señor Juan Pérez expresó que además de invertir su tiempo en Grana Vita, aprendió a cocinar, ser tolerante y valorar a la familia. Algo, similar dijo su padre, el señor Vicente, puesto que agradeció a los integrantes de la comunidad por su esfuerzo y dedicación. 

Finalmente, Lili García Alanís señaló que la pandemia de Covid-19 representó una pausa en el tiempo y el espacio. Por ello, dijo que lo más importante es disfrutar el proceso. «Normalmente era siempre ir por algo más. Con esto, es  una pausa: detente y disfruta de lo que estás haciendo». 

Si te interesa conocer más del proyecto consulta: 

ksgm

Te puede interesar:  CDMX supera los 92, 300 casos de Covid-19 y llega a las 10, 200 defunciones