México. Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que una de las condiciones que puso el gobierno de Estados Unidos para aprobar el T-MEC fue establecer «una especie de inspectores para ver si una empresa cumple con lo establecido en la ley», sin embargo, su administración no aceptó.

En ese sentido, el mandatario indicó que se realizó la propuesta de que en caso de que exista controversia en alguna empresa, se establezca un panel con un representante estadounidense, un mexicano y un externo, quienes decidirán si hay «violación o incumplimiento en materia laboral».

«Una especie de supervisión sobre el cumplimiento de la ley, nosotros no aceptamos eso, entonces no se aceptó. Y lo que se está proponiendo es que, si hay una controversia en una empresa -no en todo el sector empresarial, toda la industria- una empresa, que pueda haber un panel donde participemos de forma conjunta para que, si no se cumplió con la norma, en un plazo considerable, luego de que se pueda tener tiempo, para reponer el procedimiento. Si no se repone el procedimiento en un plazo, estos panelistas -que son como jueces- ya deciden si hubo un incumplimiento en materia laboral”, agregó.