México. El fundador y consejero nacional del PRD, Rafael Hernández Estrada; dijo que el Gobierno del mandatario Andrés Manuel López Obrador (AMLO) busca sabotear la consulta popular sobre los ex presidentes de México.

«Resulta extraño que, al ser su promotor, la haya excluido del presupuesto y reducido sus alcances.», indicó Hernández Estrada en su columna de Etcétera.

-Publicidad-

Asimismo, el fundador del PRD dijo que la exclusión de la consulta del presupuesto y reducción de su alcance es porque «no se concibió como un ejercicio de democracia participativa» para perseguir la corrupción y la impunidad.

Sino que la consulta de los ex presidentes de México fue, desde el principio, «una tramposa estrategia electoral cuya utilidad se cumplió a ojos de los promoventes».

Cabe recordar el mandatario tabasqueño intentó que su nombre apareciera en las boletas electorales de los comicios pasados; esto para favorecer a su partido, Morena. Sin embargo, los senadores de oposición frustraron la intentona del Ejecutivo y «el Congreso de la Unión resolvió que la consulta de revocación de mandato se podrá realizar, pero en una fecha distinta a la de la jornada electoral».

Hacienda no consideró la consulta popular en el presupuesto

Por su parte, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) no considero la consulta popular en el proyecto presupuestal 2021; y Morena «no asignó un peso para su realización al aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación».

En tanto, la SHCP denegó, el 9 de junio, la ampliación presupuestal necesaria para que el Instituto Nacional Electoral (INE) organice la consulta para enjuiciar a los ex presidentes.

Por lo que el INE recurrió a ahorros de otras partidas para llevar a cabo la consulta popular. Inicialmente se estimó un presupuesto de mil 449 millones de pesos; sin embargo, se redujo a 890 millones de pesos y actualmente se calcula una erogación de 552 millones de pesos.

Te puede interesar:  Haymel Brito, la poderosa mujer en la cancillería mexicana, ¿qué intereses representa?

Reducción de casillas para la consulta contra los ex presidentes

En consecuencia, el número de casillas para realizar la consulta también se redujo. Pues se tenían contempladas instalar 104 mil y posteriormente se redujo a 91 mil casillas.

Sin embargo, el INE actualmente estima que solamente se instalarán 57 mil casillas para la consulta.

«Para que su resultado sea obligatorio, en la Consulta Popular 2021 debe participar más de 40 por ciento de los ciudadanos empadronados (unos 37.5 millones de electores), pero se ve difícil que ese nivel de participación se alcance porque éste es un ejercicio que sufre sabotaje: los saboteadores no están en la oposición sino en el Palacio Nacional y en las oficinas de Morena.», concluyó Rafael Hernández Estrada.