México. A fin de evitar la adquisición de deuda en mercados, el modelo para financiar la construcción del Tren Maya, tuvo un cambio significativo, por lo que ahora, la actual administración, encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, dará el 70 por ciento de los recursos.

Anteriormente, el Gobierno federal había informado que solo tendría el 10 por ciento de participación en el financiamiento.

En entrevista para El Financiero, el director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, indicó por instrucción presidencial, el Estado tendrá una mayor participación en el proyecto del Tren Maya, con un costo de hasta 145 mil 500 millones de pesos, por lo que la participación alcanzaría hasta el 70 por ciento.

“Por ahora, el plan es que el gobierno participe entre un 60 y un 70% y lo demás salga por sí solo… La apuesta es que el gobierno pueda aportar el 70% o más del tren, y que lo demás se pague con deuda comprometidas con los ingresos. Eso Hacienda lo decidirá», añadió.

NGF