México.- El gobierno de Tabasco negó que los elementos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) hayan incurrido en uso excesivo de la fuerza en el enfrentamiento que se dio contra trabajadores de la refinería Dos Bocas, en Tabasco.

El secretario de Gobierno local, Guillermo del Rivero León, precisó que los elementos antimotines solo respondieron a las agresiones que recibieron por parte de “un grupo disidente”.

-Publicidad-

Incluso aseguró que hay evidencias que demuestran que las lesiones que sufrieron varios obreros fueron producto de enfrentamientos con otros compañeros por diferencias sindicales y no por el gas lacrimógeno y las balas de goma de las fuerzas de seguridad.

“​​En un momento este grupo disidente se abalanzó en contra de los elementos de la Policía Estatal, quienes tuvieron que contenerlos con el uso de gases lacrimógenos, lo que permitió disuadir y evitar un choque frontal con este grupo. Todo esto se realizó conforme a principios de legalidad y absoluta necesidad, prevención y proporcionalidad”, sostuvo.

Te puede interesar:  Pemex y la CRE ponen en peligro a los mexicanos