El pasado 30 de enero, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró, en su conferencia matutina, que la guerra contra el narcotráfico había llegado a su fin oficialmente, pues su administración buscaba pacificar al país y terminar con la lucha incesante que se tuvo contra las organizaciones criminales durante 12 años y que dejaron miles de muertes.

“Oficialmente ya no hay guerra. Nosotros queremos la paz”, aseguró el titular del Ejecutivo.

Asimismo, el tabasqueño manifestó que la estrategia de su administración no consistía en detener capos del narcotráfico.

“No se han detenido a capos, porque no es esa nuestra función principal. La función principal del gobierno es garantizar la seguridad pública, ya no es la estrategia de los operativos para detener a capos”, enfatizó el tabasqueño.

Sin embargo, su política en materia de seguridad ha sido duramente criticada por los medios de comunicación y ciudadanos, no solo por la cantidad de muertos que hay en este año, sino por el descenso en el decomiso de drogas.

De acuerdo a datos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en lo que va de la administración de López Obrador se ha asegurado una menor cantidad de drogas, entre las que destacan: marihuana, cocaína, heroína, metanfetamina, entre otras drogas.

Cabe destacar que el periodo analizado de Peña Nieto corresponde del 1 de enero de 2018 al 30 de noviembre, último día de su administración. Mientras que para AMLO su periodo corresponde de 1 de diciembre de 2018 al 30 de octubre de 2019.

drogas AMLO

Te puede interesar:  Beneficiarios de programas sociales, más caros que en otros sexenios