En 2017, Andrés Manuel López Obrador tuvo mucho tiempo para criticar al gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto, así como las decisiones del gobierno estadounidense, encabezado por el presidente Donald Trump, con respecto al tema migratorio, así como planear todo lo que podría hacer una vez que llegara a la presidencia, pero, sin duda, sus acciones no son las que los mexicanos esperábamos.

Ese año, el entonces presidente nacional de Morena y hoy presidente de México, publicó su decimosexto libro titulado “Oye, Trump”, ahí, en el capítulo noveno titulado “El gobierno de Estados Unidos: candil de la calle y oscuridad de la casa”, resaltó la calidad de vida del país vecino, el cual, en 2016, era el número 13, por debajo de países como Irlanda, Suiza, Noruega, Luxemburgo, Suecia, Australia, Islandia, Italia, Dinamarca, España, Singapur y Finlandia; además abordó el tema de la pobreza, que ocupa el lugar 36 en todo el mundo; y el de los salarios, el cual es de 400 mil pesos anuales.

Podemos asegurar y sin miedo a mentir que el tabasqueño se pasó bastante tiempo estudiando las acciones de Estados Unidos, de esta forma, uno pensaría que haría lo mismo con México, al menos para solucionar los aspectos negativos que de los que México sufría y solucionar las carencias que las administraciones anteriores no tomaban en cuenta.

Una vez que tomó posesión como presidente de México, los 30 millones de mexicanos que votaron por él, así como el resto que no lo hizo, esperaba que sus acciones fueran las idóneas para llevar por buen rumbo al país.

Sin embargo, el tabasqueño se empeñó, durante bastante tiempo, en preocuparse por lo que sucedía en el vecino país del norte que descuido desde un principio lo que de verdad importaba para los mexicanos.

Tan solo hay que comparar algunos temas con EU, donde México penosamente se encuentra muy por debajo. Cabe señalar que dichos puntos son de una escala de 0 a 10.

Por otra parte, tomando en cuenta la pobreza que hay en México, donde el 43.6 por ciento la vive, esto significa que 4 de cada 10 habitantes tiene dicha condición.  

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), de los 53.4 millones de personas pobres que hay en el país, 9.4 están en pobreza extrema.

Te puede interesar:  El Infonavit busca cerrar el año con más de 194 mil créditos: Carlos Martínez

Por último, uno de los temas que más destaca es el salario mínimo, el cual México tiene el más bajo entre los tres socios del bloque comercial de América del Norte (antes TLCAN y, próximamente, USMCA o T-MEC), con un monto de 37,400 pesos anuales contra a los más de 400,000 pesos anuales que se pagan en Estados Unidos y los casi 500,000 pesos anuales que se pagan en Canadá.

Viendo la comparativa, México en vez de progresar ha ido en declive en tan solo unos meses de gobierno de López Obrador.

Retomando un poco lo escrito en el libro “Oye, Trump”, López Obrador criticó que Trump propusiera al Congreso un gasto militar de 574 mil millones de dólares, lo que significaba un incremento de 10 por ciento, mientras que el presupuesto a la vivienda se reducía 14 por ciento; transporte, 13 por ciento; educación, 14 por ciento; salud, 16 por ciento; justicia, 20 por ciento; agricultura, 21 por ciento; trabajo, 21 por ciento; programas de desarrollo, 29 por ciento, y medio ambiente, 31 por ciento.

Parece curioso que dos años después, el oriundo de Macuspana es duramente señalado por haber hecho recortes en casi todos los rubros del Presupuesto de Egresos de la Federación para este 2019.