México. Las leyes secundarias de la Reforma Educativa fueron aprobadas el día de ayer por el pleno de la Cámara de Diputados. Ha causado gran polémica el hecho de que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), solicitó la asignación directa de plazas, es decir que no se realizará una evaluación para determinar si los profesores eran aptos o no para ejercer.

Ante esta aprobación, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador manifestó que esta asignación de plazas no será directa, sino que será gestionada de forma tripartita, entre la propia Coordinadora, el Sindicato de Trabajadores de la Educación (SNTE) y el Gobierno Federal, para asegurar que no haya corrupción ni venta de plazas.

-Publicidad-

El presidente destacó que la «mal llamada Reforma Educativa» tenía el propósito de privatizar la educación así como someter al magisterio, además de que no estaba contribuyendo en la mejora de la educación en México.

El presidente declaró que está escuchando los planteamientos de los profesores, para dar seguimiento a sus necesidades, sin embargó aseguró “Esto no significa que habría corrupción”. Además, destacó que en el caso específico de los maestros que egresen de las escuelas normales rurales sí contarán con plazas directas, pues asegura que han sido despreciadas por los gobiernos anteriores, a pesar de que su labor es muy necesaria en las comunidades, declaró «hay un proceso, no se van a cerrar las escuelas normales y los egresados de las escuelas normales van a tener garantizados su bases«.

VR

Te puede interesar:  Ya nadie se atreve a pedir condonación de impuestos: López Obrador