México.- El Gobierno de la Ciudad de México sabe que, ante las condiciones de inseguridad que se vive hoy en día, se requiere contar con policías en las mejores condiciones físicas y de salud para trabajar. 

Por ello, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSP) de la CDMX busca combatir el sobrepeso y la obesidad entre sus elementos, a través de incentivos económicos para que cambien su rutina.

-Publicidad-

Hay que destacar que, a lo largo de cinco semanas, mil 820 policías fueron sometidos a diferentes pruebas, tanto físicas como médicas, esto para determinar si podrían ser acreedores al estímulo de 10 mil pesos que contempla el programa Policía Saludable.

“En la calle, los policías se encuentran en un estrés muy grande, que los lleva a tener malos hábitos alimenticios, a veces es más fácil encontrar una quesadilla o una torta, que poder entrar a un lugar donde puedan ingerir una comida corrida, que tiene las condiciones que nuestro cuerpo necesita”, comentó Alejandra Ramírez, subdirectora de Investigación y Desarrollo Policial de la Secretaría de Seguridad Ciudadana capitalina.

De acuerdo a datos, en la policía hay 20 mil 453 elementos que tienen sobrepeso, mientras que mil 826 tienen obesidad, lo que da como resultado 4 mil 279 efectivos en total.

EJRM