México. Ante las evidencias de que incurrió en el plagio de una obra, el fiscal General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero; debe ser dado de baja del Sistema Nacional de Investigadores (SIN) por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), tal como ocurrió en el 2015 con otros dos plagiarios.

El 3 de agosto del 2015, el Conacyt decidió expulsar del SNI a los académicos Rodrigo Núñez Arancibia y Juan Pascual Gay; e inhabilitarlos por 20 años para poder regresar al Sistema, debido a que fueron denunciados por plagio de obras académicas y periodísticas.

Advertencia del Conacyt que no aplica para Gertz Manero

-Publicidad-

En el comunicado de ese día, el Conacyt advirtió: “Cualquier caso de esta naturaleza que sea denunciado al SNI seguirá el mismo procedimiento anteriormente descrito y se actuará con todo rigor y objetividad, respetando como siempre el derecho de defensa de los sujetos implicados”.

Por lo tanto, en apego a esta advertencia, el titular de la FGR, Gertz Manero; deberá ser separado del SNI, mediante el proceso que señala el Reglamento del Conacyt.

Rodrigo Núñez Arancibia, quien era coordinador de Maestría en Historia de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo; fue acusado de plagiar el libro colectivo Religion in New Spain, publicado originalmente en 2007 por la Universidad de Nuevo México.

Pascual Gay fue acusado de plagiar el libro  Itinerario de una disidencia, de  Jorge Cuesta; así como fragmentos de un artículo del escritor Guillermo Sheridan publicados en la revista Vuelta.

Te puede interesar:  Abogado de Armenta propone matar a Barbosa con “inyección de miel”

El plagio del fiscal

Paradójicamente, fue precisamente Sheridan quien ventiló el pasado martes el plagio que Gertz Manero hizo de la obra Guillermo Prieto, de la cual se asumió como “autor único”; cuando en realidad retomó fragmentos completos del Guillermo Prieto original, escrito por  Salvador Ortiz Vidales.

En el libro que Gertz Manero publicó en 1967 también se fusiló párrafos enteros de Vida y obra de Guillermo Prieto, de Malcolm D. McLean.

Es claro que el titular de la FGR incurrió en plagio. Ahora, la pregunta es: ¿Se atreverá la directora del Conacyt, María Elena Álvarez Buylla; a separar al fiscal del SIN, cuando hace apenas unas semanas maniobró para darle el nivel III en ese Sistema?

JC