Internacional.- El fiscal general adjunto de Texas, Aaron Reitz, se disculpó con la gimnasta Simone Biles por haberla llamado “vergüenza nacional”, hecho por el que recibió numerosas críticas.

El funcionario estadounidense compartió el martes un video de la gimnasta Kerri Strug, quien compitió con una lesión en el tobillo para ayudar al equipo de Estados Unidos a ganar el oro en 1996, y la comparó con la decisión de Biles de retirarse tanto del equipo de gimnasia como de las finales individuales en los Juegos Olímpicos Tokio 2020 por salud mental.

-Publicidad-

Reitz minimizó el problema que Biles aceptó tener y dijo que era una “​​egoísta e infantil vergüenza nacional”.

La publicación del funcionario provocó indignación y críticas, por lo que fue eliminado.

El miércoles, el fiscal emitió una disculpa pública.