México. Andrés Manuel López Obrador anunció que 4 mil efectivos de las Fuerzas Armadas adscritos a la Policía Naval y Militar tomaron el control de 58 instalaciones clave de Petróleos Mexicanos en las que antes los trabajadores sindicalizados «impedían el acceso a las propias autoridades de Pemex».

Frente a la magnitud del robo de combustible, el presidente dijo que «hay información de que en algunas áreas no podía entrar Pemex, la autoridad, porque eran áreas reservadas o estaban conducidas, administradas por trabajadores sindicalizados. Pero eso ya se resolvió».

-Publicidad-

«Nada más se les informó a los dirigentes sindicales que Pemex, y no sólo Pemex, el gobierno federal y las Fuerzas Armadas, iban a cuidar instalaciones estratégicas, como se está haciendo. Y ya en este plan no hay ninguna zona reservada, ni ninguna área en la que no se pueda intervenir», aseguró el mandatario tabasqueño.

López Obrador agregó que una de las zonas que tenían bajo control los trabajadores era la del monitoreo de combustible.

Te puede interesar:  ”Se necesita descaro” para criticar a medios de comunicación: Financial Times a AMLO