Luego de la desaparición del Seguro Popular el pasado 1 de enero, la Fundación de Cáncer de Mama (FUCAM) informó que no alcanzó un acuerdo con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) para seguir apoyando de forma gratuita a las mujeres con esta enfermedad.

No obstante,este viernes 21 de febrero Insabi respondió al FUCAM indicando que ninguna mujer con cáncer de mama que se atiende en la fundación se quedará sin atención, pues los servicios serán financiados completamente por el gobierno federal con el dinero de todos los mexicanos. Pero ante esto queda la duda si realmente se cumplirá con el recurso.

 

¿Cómo funciona el Fucam?

En entrevista para Contrapeso Ciudadano, la psicóloga y sobreviviente del cáncer, Claudia con el usuario de Twitter @panaclo indicó que “la importancia que tiene FUCAM es tal, porque cubre realmente todos los gastos de mujeres diagnosticadas con cáncer de mama”. Ya que te reciben desde la visita para revisión, luego el estudio socioeconómico, para que posteriormente se atiendan con quimioterapias y operaciones que el mismo FUCAM realiza, más aparte un tratamiento psicológico. Aseguró.

“Realmente es un apoyo muy integrar que ha salvado a muchas mujeres. La problemática es que el Insabi solo quiere dar apoyo a hospitales gubernamentales,federales y no a asociaciones civiles como lo es FUCAM y desgraciadamente todo lo que tiene que ver con organizaciones civiles en este gobierno parece que  no comulga con la idea del presidente”.

Agregó que todo lo que haya sido creado por los civiles “se quedaron sin gasolina”, no obstante FUCAM a pesar de que tenía un colchón “quizá”, la verdad es que colapsó sin los recursos a pesar de que mujeres diagnosticadas con cáncer son cada vez más.

Ante esta situación, Claudia indicó que ante el comunicado del Insabi lo que queda es vigilar que realmente cumpla el gobierno con brindar los servicios gratuitos a las mujeres y sobre todo a las nuevas que llegan a FUCAM y son diagnosticadas con cáncer de mama.

Te puede interesar:  Sheinbaum justifica inacción de la policía frente a feministas