México.- A una niña de 11 años le rociaron alcohol, la quemaron y le dieron descargas eléctricas en un albergue del municipio de Tonalá, en Jalisco.

De acuerdo con los reportes, el hecho ocurrió el pasado viernes 22 de julio, en un albergue privado, llamado Casa de vida Camino a la fortaleza, de la colonia Santa Paula.

-Publicidad-

Personal del inmueble roció con alcohol a una niña, que tiene problemas de epilepsia y su salud mental no es la mejor, y después le aplicaron una descarga eléctrica con una máquina  para tratar de controlarla durante una crisis.

La agresión hacia la menor habría ocurrido frente a otros niños del albergue.

La menor resultó con quemaduras de segundo grado que afectaron el 13 por ciento de su cuerpo, principalmente, el pecho, el abdomen y los brazos. 

La madre de la menor trasladó a su hija a la clínica 89 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en donde la atienden por la magnitud de sus lesiones.