La revista Proceso dio a conocer capturas de pantallas de conversaciones a través de Whatsapp entre Layda Sansores y algunos de sus más cercanos colaboradores.

Se mostraron conversaciones en las que se aprecia la manera en que su sobrino Gerardo Sánchez Sansores y su esposa, América del Carmen Azar Pérez, trabajaban en el equipo del gobernador, Alejandro Moreno Cárdenas.

-Publicidad-

Pero operaron en favor de la ahora mandataria e incluso habrían desviado dinero para su campaña.

Además, exhibieron conversaciones que muestran tensiones entre integrantes del gabinete de la gobernadora; 

Con miembros destacados del gobierno federal y la forma en que daba gratificaciones a la prensa.

Las capturas de pantallas muestran que en una conversación con la hoy gobernadora y su sobrino escribió:

“No te preocupes tía, estoy preparando un “santo ver&#%$…” Tú sabes cómo operamos nosotros. 

“Aquí puro chingón hay y no es porque yo esté a cargo, pero ves lo lejos que hemos llegado.

“No me creíste cuando te dije que era importante que yo estuviera en el equipo de confianza de Alito. Hoy los resultados saltan a la vista”.

En la misma conversación también le escribió: 

“Alito es tan soberbio que con cualquier dulce lo endulzas. No me costó trabajo ser indispensable en su cercano grupo de confianza. 

“Su ego es tan grande, que me lo chingaba a cada rato y nunca se dio cuenta. Hasta América que es muy atarantada”.

En la conversación, Sánchez Sansores también le enfatizó que el hoy fiscal general de Campeche, Renato Sales Heredia, les ayudaba “con su centro”.

La gobernadora también se habría quejado de que “lo de Claudita (Sheinbaum) no está seguro.

“En cualquier momento se puede caer. (Ricardo) Monreal ha crecido, en lugar de debilitarse, Adán (Augusto López) no cesa en su empeño”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here