Internacional.- En algunos países están adoptando medidas un poco drásticas para que las personas se vacunen contra el coronavirus, tal y como sucede en Filipinas.

El presidente del país asiático, Rodrigo Duterte, amenazó con ordenar la detención de los ciudadanos que se nieguen a vacunarse contra la Covid-19.

-Publicidad-

No me malinterpreten. En este país se está enfrentando una crisis. Hay una emergencia nacional. Si no quieren vacunarse, los detendré y les inyectaré la vacuna en el trasero”, manifestó.

Agregó que aquellos que no quieran ser inmunizados, pueden irse del país, pues no cooperan con los esfuerzos para contener la pandemia.

Si no están de acuerdo con vacunarse, váyanse de Filipinas. Vayan a India si quieren o a otra parte, a América”, aseveró.

Las declaraciones de Duterte se presentan tras los informes de la poca asistencia a los centros de vacunación en la capital, Manila.

Un abogado de derechos humanos, Edre Olalia, expresó preocupación por la amenaza del mandatario filipino y señaló que no puede ordenar la detención de nadie que no haya cometido claramente un delito.

Te puede interesar:  Frente a Covid-19, CDMX y UNAM inauguran fábrica de mascarillas N95