México. La Fiscalía General de la República (FGR) rechaza llamar al expresidente Enrique Peña Nieto (EPN) a declarar por la presunta corrupción en Petróleos Mexicanos (Pemex) para aprobar la reforma energética.

Esto luego de que la defensa del exsenador panista Jorge Luis Lavalle Maury, único detenido tras la denuncia del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya; solicitó entrevistar al expresidente Peña Nieto, así como a 12 políticos señalados por el denunciante.

-Publicidad-

No obstante, el Ministerio Público de la Federación (MPF) consideró improcedente la solicitud de la defensa de Lavalle Maury; pues argumentó que no es en «el momento procesal oportuno» para llamar a comparecer a Peña Nieto ni a los demás presuntos involucrados. Sin embargo, dejó abierta la posibilidad para que sean llamados posteriormente.

Entre los citados a declarar por la defensa del exsenador panista están:

  • Luis Videgaray Caso, exsecretario de Hacienda y mano derecha de EPN.
  • José Antonio Meade
  • Ricardo Anaya
  • Francisco García Cabeza de Vaca
  • Francisco Domínguez
  • Miguel Barbosa
  • José Antonio González Anaya
  • Carlos Treviño
  • Salvador Casillas
  • David Penchyna
  • Ernesto Cordero
  • La periodista Lourdes Mendoza
  • Osiris Hernández Peña

¿Por qué podrían detener a EPN?

Cabe recordar que Rodrigo Arteaga Santoyo, exsecretario particular de Lozoya; y Francisco Olascoaga Rodríguez, exjefe de departamento Administrativo en la Dirección de Pemex, negaron tener videos y recibos de los presuntos sobornos entregados a legisladores y gobernadores como Emilio Lozoya había denunciado.

Por otra parte, el MPF, en solicitud de orden de aprehensión contra Videgaray Caso, acusó al expresidente Peña Nieto de tener «su propio aparato de poder criminal» en el caso de Odebrecht.

Te puede interesar:  Por Covid-19, economía podría caer hasta 8.8% durante 2020: Banxico

Asimismo, la FGR consideró que el exEjecutivo federal utilizó al exsecretario de Hacienda y al exdirector de Pemex como un «instrumento» para cometer «traición a la patria y cohecho».

De acuerdo con dicha orden de orden de aprehensión, el expresidente Enrique Peña Nieto no solo obtuvo beneficio personal; sino que procuró «también el beneficio de la empresa Odebrecht, que los había ya hecho objeto de cohecho, traicionando a la patria con su mal desempeño».