México. Este viernes, la Fiscalía General de la República debe presentar en sus oficinas centrales ubicadas en la Ciudad de México, al extesorero del estado de Veracruz, Antonio Tarek Abdalá Saad, para entrevistarlo en los procesos que se siguen en contra de dos ex funcionarios de dicha entidad, que laboraron en el gobierno de Javier Duarte, acusados por la Fiscalía estatal por varios delitos.

El motivo por el que se solicita la presencia del ex funcionario está ligado a los procesos que siguen al extesorero Fernando Charleston Hernández, y contra Gabriel Deantes Ramos, exsecretario de trabajo.

De acuerdo con los documentos que le fueron proporcionados a Milenio, en el oficio se da cuenta que el director jurídico de la Auditoría Superior de la Federación, también tiene conocimiento de la entrevista que se tiene que realizar por un juez de control.

Dichos documentos forman parte de la carpeta 490/2018, del Centro de Justicia Penal Federal en el estado de Veracruz, con residencia en Xalapa.

Debido a que Tarek tiene protección de la FGR, la Fiscalía General de Justicia de Veracruz se ha visto imposibilitada para emitir una orden de aprehensión en su contra.

Tarek llegó a un acuerdo con la Procuraduría General de la República un día antes de concluir el gobierno de Enrique Peña Nieto, en donde acordó no ser acusado del desvío de 55 mil millones de pesos pertenecientes a la Federación y que ordenó transferir a diversas cuentas bancarias por presunta orden de Duarte. Tarek figura en 32 carpetas de investigación y 11 averiguaciones previas.

Así fue como se dio un criterio de oportunidad para declarar en contra de Javier Duarte y sus excolaboradores. En el proceso penal que le siguió a Javier Duarte, en el que se le condenó a nueve años de prisión, Tarek declaró que, Karime Macías esposa de Duarte, se presentaba a las reuniones de gabinete y que era ella quien tomaba las decisiones.

Esta fue la declaración, fue la que rindió Antonio Tarek ante la extinta Procuraduría General de la República, que sirvió como uno de los datos de prueba para solicitar la condena, el pasado 23 de mayo de 2018.

Tarek también relató a la PGR que recibía mensajes de Duarte a través de una teléfono Blackberry o el “teléfono rojo” y le daba instrucciones sobre las transferencias que tenía que hacer, una de ella fue un pago de 750 millones de pesos a medios de comunicación.

Además, sabía que dicho dinero se trianguló a través de la Secretaría de Seguridad Pública, la Secretaría de Agricultura y Sedesol, “para evitar que la responsabilidad cayera” en la secretaría de finanzas.

MEVS