México. El pasado 25 de septiembre, el Congreso Local del estado de Oaxaca aprobó la modificación del Código Legal para quitar la penalización del aborto, se convirtió así en el segundo estado de la República en lograr la aceptación de esta medida.

Organizaciones feministas de varios estados se han manifestado para que la medida sea aprobada también, como es el caso de Guerrero, específicamente en el municipio de Acapulco, donde colocaron una manta en el puente Bicentenario, ubicado sobre la vía Cuauhtémoc, en la que puede leerse «Aborto seguro y gratuito en Guerrero».

-Publicidad-

Esta protesta se suma a la realizada en la Facultad de Derecho de Ciudad Universitaria en Chilpancingo, donde las mujeres colocaron una manta con la leyenda «Aborto legal en Guerrero».

Y es que en el estado, la pena por abortar es de hasta tres años, se sigue dando una severa criminalización a las mujeres que sólo buscan decidir sobre su salud y su bienestar físico y emocional.

Y mientras sigue la negativa de legalización, los índices de delitos en contra de las mujeres continúan, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad (SESNS), entre enero y agosto de 2019 se registraron 14 feminicidios en el estado, además de 942 denuncias por lesiones dolosas en contra de mujeres,  y 24 casos de violación.

VR