Feminicidios: más de mil casos ocultos en cifras oficiales

La cifra exacta y actualizada es difícil de determinar, toda vez que las autoridades mexicanas no toman en cuenta la homologación ni la definición propia del delito

0
437

En lo que va del 2018, más de 600 mujeres han sido vìctimas de feminicidio de acuerdo con los últimos reportes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) con corte a septiembre. Sin embargo, dichas cifras contrastan con las de organizaciones civiles, no gubernamentales y activistas, cuyos datos revelan que el número de feminicidios este año supera los mil 600 casos.

El Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidios, ONU Mujeres y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos —respectivamente— reportan más de mil casos de feminicidios en lo que va de 2018.

-Publicidad-

Mientras tanto, la geofísica y activista María Salguero —quien colabora con dichas organizaciones— se dio a la tarea de elaborar dos mapas interactivos con información de los asesinatos con perspectiva de género en México. Logró registrar mil 649 expedientes de feminicidios, de los cuales 118 corresponden a menores de edad.

¿A qué se debe la discrepancia entre estas cifras? ¿Por qué hay más de mil casos de feminicidios no registrados por las autoridades?

Mapa de María Salguero

Ante la diferencia de los datos presentados por el SESNP, María refiere que la principal diferencia se debe a que en el país no existe una homologación sobre las características que debe cumplir un feminicidio. Por ello, muchos casos son calificados como homicidios dolosos.

“No hay clasificación como tal, si se trata del crimen organizado, amas de casa, simplemente una mujer común y normal (…) Son los Ministerios Públicos quienes no trabajan y deciden no calificar el delito como feminicidio, por eso no hay avance”, explicó la activista a Contrapeso Ciudadano.

Salguero, egresada del Instituto Politécnico Nacional, se ha dedicado desde hace dos años y medio a recopilar datos sobre asesinatos de mujeres en todo el país a través de boletines oficiales de las procuradurías de justicia locales, así como casos expuestos en medios de comunicación en la sección de nota roja.

El mapa realizado por Salguero recopila las muertes violentas de mujeres –desde 2015–, junto con categorías alrededor de los crímenes: rango de edad, relación de la víctima con el feminicida, estatus del o los feminicidas, modo en que fueron asesinadas y escenario del crimen.

Salguero dijo a este diario que no ha sido un trabajo sencillo el de recabar datos de feminicidio: no recibe ninguna remuneración por la realización del mapa a pesar de que se trata de una tarea que le correspondería al gobierno.

Con el objetivo de visualizar caso por caso, Salguero trasladó la información a Google Maps. Las cruces en círculos rojos corresponden a los mil 985 casos registrados en 2016. Las cruces en círculos morados dan cuenta de 369 crímenes cometidos entre enero y marzo de 2017. Al hacer click en cada marcador, la información de la víctima y del presunto asesino aparece en una pestaña del lado izquierdo de la pantalla.

Los más peligrosos

De acuerdo con el mapa de María, los estados que este año tienen un mayor número de casos son Estado de México, con 70; Nuevo León, con 58; Veracruz, con 51; Guerrero, con 43, y Chihuahua, con 41. Por número de carpetas, les siguen Sinaloa, con 33; Ciudad de México, con 32; Jalisco, Oaxaca y Tabasco, con 22 cada uno, así como Puebla, San Luis Potosí y Sonora, con 19 cada uno.

A pesar de los datos que arroja el SESNSP, así como en el caso del Mapa de María Salguero, la cifra exacta y actualizada es difícil de determinar, toda vez que las autoridades mexicanas no toman en cuenta la homologación ni la definición propia del delito.

De acuerdo con el Modelo de Protocolo de Investigación de ONU Mujeres, el feminicidio es “la muerte violenta de mujeres por razones de género, ya sea que tenga lugar dentro de la familia, unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal, en la comunidad, por parte de cualquier persona, o que sea perpetrada o tolerada por el Estado y sus agentes, por acción u omisión”.

MO