Mexico.- Con playeras blancas, fotos de los desaparecidos y la frase “¿Dónde están? Recibieron al presidente Andrés Manuel López Obrador, en su llegada al Valle de San Ignacio Allende en Chihuahua.

El motivo de su protesta es que se conforme un mecanismo de expertos internacionales de búsqueda para que “Vean los vicios que hay en las investigaciones”.

Gabino Gómez, uno de los familiares, le pidió a López Obrador escuchar el caso de la familia Muñoz, en la que han desaparecido ochos de sus integrantes en ocho años: cuatro hijos, un yerno, un sobrino, un nieto y un esposo.  Sobre el caso, la Fiscalía General del Estado (FGE) hizo una investigación, la remitió al juez y éste a la Fiscalía General de la República (FGR), y hasta el momento «el caso está detenido», según le informaron los familiares al Presidente. «Alejandro Encinas conoce el caso, pero no avanza», le dijo Gabino Gómez al tiempo que las mujeres que lo acompañaban asintieron con el rostro.

Gabino Gómez declaró que «aquí ni siquiera se tienen ministerios públicos suficientes, no se tienen investigadores para poder identificar una gran cantidad de restos que han estado sepultando y no se sabe a quién pertenece; se necesita una acción coordinada con la federación». Indicó que solicitaron por escrito una entrevista con el Presidente, pero no se las dieron.  «Que los busquen vivos o sin vida, son casos del estado y de la región: aquí hay un problema grave que son desaparecidos de Parral, zona Centro, Ciudad Cuauhtémoc.  «Hay una familia que no vino, porque las policías municipales le desaparecieron a un familiar; tienen miedo, pues aún están policías en activo dentro de los que se llevaron a su familiar», Finalizó.

Te puede interesar:  Romero Hicks advirtió que el PAN no cederá ante chantajes de la CNTE

J.J.P