México.- Este martes 13 agosto, la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) indicó que a la fecha se encuentran frenado un inventario de aproximadamente 26 mil viviendas que representan 80 mil millones de pesos en inversión en Ciudad de México, esto por falta de permisos, de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi). 

Cabe señalar que también se vio afectado el sector por la disminución en el programa de subsidios a la vivienda por parte del gobierno federal, aunado a los despidos de principios de año. 

Gloria Arroyuelo, presidenta de la AMPI Ciudad de México, mencionó que el cambio de gobierno provocó que desde el segundo semestre del año pasado y hasta abril de este año existiera una notoria contracción en el mercado inmobiliario, tanto en renta como en venta, ya que ha aumentado el número de propiedades que se encuentran en renta. 

“Esta contracción ha sido notoria de las propiedades que manejamos en nuestra bolsa inmobiliaria, han aumentado las propiedades en renta, 30 por ciento en casas, 68 por ciento en departamentos y casi 2 por ciento en terrenos en renta. También la falta de apoyo en la producción de vivienda por parte del gobierno federal para la población de menores ingresos se contrae por cuestiones de mercado y la que ya existe se incrementa en precio”, destacó. 

Durante la presentación de la cuarta edición de la cumbre inmobiliaria InCon, que busca incentivar la profesionalización del sector, Arroyuelo mencionó que al corto plazo esperan conocer el esquema de apoyo en créditos que define el gobierno federal para sustituir el programa de subsidios a la vivienda, presentado el pasado 31 de julio por la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, con el cual buscan reactivar en este segundo semestre del año en curso reactivar el sector de la construcción, específicamente en el desarrollo de nuevos modelos de vivienda. 

En tanto, agregó que a nivel nacional los créditos a la vivienda mantuvieron una contracción al primer trimestre de 2.1 por ciento en el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y de 4.2 en el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste). 

Agregó que la contracción del sector provocó una caída en los precios de las rentas y ventas en la capital, “más vale tener rentado un poco más barato que estar pagando los servicios de una propiedad vacía que se va deteriorando y que ha comenzado a retomar”, agregó. 

MR