México. El equipo chileno South Lighthouse  descubrió alrededor de 21 antenas sospechosas en la Ciudad de México. Se podría tratar de torres de telefonía falsas  (IMSI catchers o stingrays) cuyo objetivo reside en acceder y recolectar información de los celulares que se conecten a ellas. 

De acuerdo con Red en Defensa de los Derechos Digitales,  el análisis lleva por nombre Fake Antenna Detection Project (FADe) y revisó a 1, 801 antenas en la CDMX. 

-Publicidad-

En  en este sentido, se detectaron anomalías en más de una veintena de antenas en la capital del país. Lo más extraño reside en que todos los artefactos sospechosos permanecen cerca de oficinas gubernamentales o cuarteles militares. 

El dispositivo con mayor cantidad de afectaciones se encuentra en Amecameca, dentro de la autopista Ciudad de México- Puebla. No obstante, en el rango donde se encontraron las antenas sospechosas  están la Fiscalía General de Justicia del Estado de México y el Campo Militar 37-B de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). 

Otra instalación con anomalías se registró entre la frontera de la CDMX y el Estado de México. Esto, sumado a antenas irregulares en la Plaza de la Constitución, el Palacio de Bellas Artes, el Palacio Legislativo y el Heroico Colegio Militar. 

Finalmente, cabe señalar que hasta el momento se desconoce de dónde provienen estas antenas. No obstante, del 2011 al 2019,  el gobierno mexicano ha firmado 21 contratos con la empresa L3Harris Techologies, proveedora de este tipo de tecnología. 

Así,  se presume que únicamente en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador se  han implementado tres acuerdos con la organización. Todos ellos por parte de Sedena y la Secretaría de Marina (Semar). 

ksgm

Te puede interesar: AMLO confirma la renuncia de Ricardo Rodríguez en el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado