Evo Morales hacía trampa hasta en los partidos de fútbol. Bien dicen que las “malas mañas” nunca se quitan y es que el ex presidente de Bolivia, Evo Morales. Además de presuntamente haber hecho trampa en las elecciones por lo que desató una rebelión popular ante el vergonzoso y torpe fraude electoral del pasado 20 de octubre. parece que hacer trampa es un estilo de vida para él.

El Presidente boliviano, Evo Morales, pidió disculpas públicas hoy por un golpe que propinó a un jugador el domingo cuando jugó fútbol con un equipo de su rival político en La Paz.

“Lamento mucho mi reacción, pido disculpas al jugador, a los deportistas. Fue un error, el deporte es integración, pero después me di cuenta que era una trampa”, dijo el mandatario durante una rueda de prensa.

Morales fue objetivo de una falta en su contra y después se acercó al jugador rival y lo derribó con un rodillazo por debajo del vientre y sin balón de por medio, en el partido con el equipo del alcalde de La Paz Luis Revilla. Esas imágenes dieron la vuelta al mundo.

El árbitro no expulsó a Morales, como lo hizo con el jugador que había entrado a marcar al mandatario con los toperoles de frente. El mandatario dijo que reaccionó porque el jugador le insultó cuando le reclamó.

MR