México-.Las próximas sesiones en la Cámara de Diputados serán cruciales para la aprobación o refutación de la Reforma Eléctrica. Sin embargo, el evento de AMLO en el Zócalo de la CDMX es para meter presión al PRI.

Mucho se ha hablado sobre una posible fuga de votos por parte del tricolor para apoyar al presidente Andrés Manuel López Obrador.

-Publicidad-

Ante ello, varios integrantes del Revolucionario Institucional han amenazado con irse del partido. Pero esta decisión podría poner en riesgo su alianza con el PAN y PRD.

Es decir, o apoya a AMLO y fragmenta a la oposición desde adentro o se le sigue considerando una institución neoliberal.

El próximo 20 de noviembre, además de conmemorar el 121 aniversario de la Revolución Mexicana, el mandatario dará su estrategia de gobierno.

Como era de esperarse, la premisa de esta reunión en la plancha del Zócalo atendería puras cuestiones convenientes para AMLO.

Desde defender su reforma energética, pasando por llamar traidores a quienes no lo apoyen y, lo que mejor sabe hacer, intentar convencer a los mexicanos de presionar a los legisladores.

Con ello, Andrés Manuel usará de pretexto la Revolución para intentar imponer -de nuevo- sus ideas al pueblo mexicano. Pero queda la duda: ¿Podrá lograr su cometido luego de tantos tropiezos?

Control del precio del gas, otra medida de AMLO que fracasa