Estados Unidos. Aunque en algún momento, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, comentó que tomaría las medidas necesarias en la actual crisis de Venezuela y ante la negativa de Nicolás Maduro por dejar el poder, la postura estadounidense ha cambiado.

El delegado de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams, señaló que la intención de su país que continuarán sancionando a quienes apoyen al régimen del país sudamericano. No quiso dar nombres para no darles oportunidad de estar previstos.

-Publicidad-

«Ya hemos sancionado a varias instituciones y vamos a expandir esta red. Estamos considerando otras instituciones que no voy a nombrar porque no quiero que tengan un preaviso», declaró Abrams en el Congreso, de acuerdo con AFP y AP. 

Te puede interesar:  El Papa no intervendrá en crisis de Venezuela