José Ángel Gurría,  secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE),  destacó la limitación que hay en México en cuanto a los beneficios potenciales de la educación superior. Además de frustrantes para los egresados y empleadores, de ahí la necesidad de que las carreras respondan a los requerimientos futuros del mercado laboral.

En ese contexto, resaltó que las instituciones de educación superior enfrentan retos como evitar la desigualdad y la violencia, ampliar su matrícula sin descuidar el egreso de estudiantes, y que éstos se vinculen mejor con el mercado de trabajo.

-Publicidad-

Agregó que uno de cada dos egresados trabaja en un empleo que no requiere educación superior, y más de uno de cada cuatro labora en la economía informal, aunado a que más de la mitad de las empresas reportan dificultades para cubrir sus vacantes.

De acuerdo a la base a informes de la OCDE, presentados en la Universidad Nacional Autónoma de México, Gurría Treviño dijo que “en nuestro país los beneficios potenciales de la educación superior todavía son limitados. Sigue habiendo un grado importante de frustración tanto de los egresados como de los empleadores”.

Igualmente, recalcó la necesidad de que la educación superior responda a los requerimientos futuros del mercado laboral, pues las nuevas tecnologías están modificando los empleos.

MR

Te puede interesar:  Caen acciones de IEnova tras anuncio de CFE de revisión de contratos