Al cierre de octubre, Semáforo Delictivo reportó cinco delitos en rojo: extorsión, narcomenudeo, lesiones dolosas, violación y violencia familiar; cinco amarillos en homicidio, robo de vehículo, robo a casa, a negocio y feminicidio; y un verde en secuestro, informó Santiago Roel, director de la organización.

Delitos de Crimen Organizado

-Publicidad-

Los delitos de alto impacto se mantienen altos. Homicidio, con 2,352 carpetas, se mantiene en amarillo, ligeramente por debajo de la media histórica. Para el cierre del año, se pronostica una cifra muy similar a la del año anterior.

Extorsión y narcomenudeo se ubican en rojo con incremento en el año de 7% y 8%, respectivamente. Solo en secuestro hay mejores noticias, pues reporta una reducción importante de 27% y todos los meses del año ha estado en verde.

“La estrategia de la presente administración ha fallado en lo que había prometido, una reducción de delitos de crimen organizado. Seguimos siendo uno de los países con mayores tasas de homicidio en el mundo y hay alertas de viaje a varios estados por la inseguridad, la corrupción de autoridades con el narcotráfico y el colapso del Estado de derecho”, comentó Santiago Roel.

Delitos Socio-familiares

Los delitos socio-familiares se ubican en rojo a pesar de que, generalmente, para estas épocas del año deberían estar en amarillo. Todos muestran incrementos en el año: Lesiones ha subido 7%, violación 28% y violencia familiar 16%. Feminicidio se encuentra en amarillo este mes, pero también presenta un incremento en el año de 4%.

“La pandemia, el confinamiento y la crisis económica han estresado a las familias, lo que viene a reflejarse en un aumento de la violencia en la casa y en el barrio. Las autoridades no han sido capaces de contrarrestarlo mediante la prevención y la atención oportuna”, advirtió el director de Semáforo Delictivo.

 Robos

Todos los robos se ubican en amarillo. Robo de vehículo y a casa reportan reducciones de 5% en el año y robo a negocio de 10%. Se estima que estos delitos continúen así, en tendencia estable o ligeramente ascendente, sin llegar a los rojos.