Internacional.- El video del Sanatorio Finochietto, de Buenos Aires, Argentina, ha dado mucho de qué hablar en los últimos días, pero la historia que conocemos tal parece ser que no es la real.

Desde su viralización, se creyó que el guardia de seguridad entabló conversación con un fantasma, ya que en el video se ve cómo atiende a una persona, aunque no hay nadie frente a él.

-Publicidad-

No obstante, la investigación que están efectuando las autoridades apuntaría a que se trata de algo falso.

Lo que se cree es que todo fue una broma por parte del guardia de seguridad, quien no contaba con que el video se hiciera viral en redes sociales.

Fuentes del Sanatorio Finochietto revelaron a La Nación que el día que se grabó al supuesto fantasma, la puerta se había descompuesto y logró abrirse, en un lapso de 10 horas, 28 veces seguidas.

“La puerta se abre sola porque está rota, Entonces, a partir de ahí se genera una historia. No hay un registro de ninguna persona a esa hora, Este señor emula estar escribiendo algo pero cuando vas al registro, no aparece nadie”, señalan.

Agregaron que el guardia de seguridad siempre está acompañado por otras dos personas, quienes aparentemente estaban haciendo otras tareas y habían ido al baño.

“Se trataría de una broma de mal gusto que habría sido muy bien estructurada y generó esta historia fantástica. De lo que estamos seguros es que no se trata de ningún fenómeno paranormal”.